Inicio/Sin categoría/Cómo hacer tu propio escape room casero

Cómo hacer tu propio escape room casero

Escape room casero

¿Sabes que es posible hacer tu propio escape room en casa? Con un poco de imaginación, los elementos adecuados y un grupo de amigos dispuestos a vivir una gran aventura, tienes todo lo que necesitas para ponerte en marcha.

Existen muchos juegos de cartas que cuentan con pistas y acertijos y tienen una dinámica similar a la de los pasatiempos de rol de mesa de los que muchos adolescentes y adultos disfrutan.

De esta forma, podrás jugar con quien quieras, todas las veces que lo necesites sin necesidad de salir de casa.

Esta idea es muy interesante porque, a veces, debido al mal tiempo, a que uno no quiera o pueda gastar más dinero del necesario o simplemente porque no ha podido cuadrar su tiempo libre con los de una empresa organizadora de este tipo de eventos, uno debe renunciar a esta experiencia. Sin embargo, si contamos con la posibilidad de poder disfrutarla sin salir de tu propio piso, nos ahorramos el resto de problemas.

Es cierto que no estaremos ante las grandes instalaciones y decorados de los que dispone un escape room estándar. Pero, al hacerlo casero, el trabajo imaginativo y los preparativos previos serán una parte clave en el juego que supondrán más horas de diversión.

Si tienes imaginación y conoces la forma de crear una historia que puedas enlazar con enigmas, pistas, acertijos y otras herramientas que puedan adaptarse a un tiempo estimado y que quieras compartir con amigos, ¿por qué no hacer tu mismo el juego?

Primero, es importante que elijas una temática, así irás pensando cómo vas a personalizar la partida. Si será de terror y elegirás sangre falsa para poner en alguna prueba, si escribirás una hoja de un diario en un asesinato, etc.

Cualquier cosa puede servirnos para hacer un Escape Room casero: candados, luz ultravioleta, un portátil, notas secretas… Sería como hacer una yincana pero mucho más elaborada y divertida, ¿te atreves a dejar a tus amigos sin aliento y convertirte en un gran anfitrión con una sorpresa así?

Y si quieres estás falto de ideas, somos expertos en diseñar y personalizar escape room. En Hollywood Escape, trabajamos tu propia idea y la hacemos realidad. Déjalo en manos de profesionales y ¡Disfruta de una experiencia de cine!

¿Qué tenemos que tener en cuenta para montar un escape room en nuestra propia casa?

Lo primero, antes incluso que la preparación de la propia sala, es importante tener clara la historia que se va a contar y cuáles serán las distintas vías de desarrollo que pueden surgir.

Esta parte es realmente importante y debe estar muy bien hilada y cerrada para que después no queden cabos sueltos en ningún momento de la partida. Un consejo a seguir es que no elabores un entramado demasiado complejo. Piensa que este irá acompañado de otros elementos como las pistas o acertijos que complicarán la situación de los jugadores.

Una vez que la temática ha sido elegida y se ha conseguido una historia completa, es hora de preparar la ambientación del lugar.

Utiliza una habitación de tu casa que sea amplia. La ambientación es un factor importante para que los jugadores se metan más en el papel. Trata de esconder las pistas y elegir las herramientas adecuadas que se usarán en juego de escape. Es cierto que estamos ante la parte más costosa en cuanto a elaboración se refiere. Sin embargo, puede convertirse en una experiencia realmente divertida.

Vale, quizás leas este último párrafo y pienses que, a lo mejor puedes dejarte mucho dinero en la ambientación. Error. Vamos a ofrecerte algunos consejos para conseguir todo lo que necesitas para que tu juego sea un éxito teniendo bajo presupuesto.

Escape room en casa

Ambientación y espacio de la sala

Para tu escape room en casa debes tener en cuenta cuáles son los elementos que más se utilizan en este tipo de juegos: pistas, llaves, cerrojos e información escondida, etc.

No necesitas una gran plataforma para proyectar estos materiales, si no que puedes jugar con los objetos que ya tienes, con impresiones en folios y candados que seguro que tienes de alguna maleta. Si no puedes conseguir uno en cualquier tienda. No tienen que ser ostentosos, sino útiles. Volvemos a recurrir al argumento de la imaginación, es el principal motor de estos juegos y si nos encontramos dentro de una vivienda, herramientas sencillas pueden funcionar sin problemas.

También, piensa en la ambientación que has elegido. Por ejemplo, si tu escape room casero va sobre una investigación policial en la época actual, los distintos muebles que tengas en tu casa podrían llegar a entrar en juego. También, puedes esconder información en carpetas, en sobres, dándole un toque más profesional, más metido con la historia y con objetos que no son realmente caros.

Como ya has podido ver, llevar a cabo esta actividad puede ser más sencillo de que lo parece, ¿A qué esperas para empezar?

Días festivos, en épocas de visitas de amigos o familias o simplemente un fin de semana para experimentar pueden ser unas buenas fechas para ponerse en marcha y crear un relato lleno de misterio, magia e intriga que entretenga a tus allegados durante un tiempo.

Si ya has practicado y creado tu propio juego de escape, ¿quieres contarnos tu experiencia?, ¿volverías a repetirlo? Estaremos deseando leer tus comentarios.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web, puede informarse sobre el uso que les damos en nuestra Política de Cookies. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo. Acepto